Skip to main content

Las medidas de estricto confinamiento social establecidas en China, que afectó a grandes ciudades como Shenzhen y Shanghái, está generando nuevas complicaciones a las ya existentes en las cadenas globales de valor.

Desde el 27 de marzo, cuando las autoridades de Shanghái establecieron el confinamiento y testeo masivo de sus 26 millones de residentes, el puerto (el más grande del mundo) permaneció operativo. Sin embargo, las restricciones afectaron el 9o% de los camiones que se dedican a la actividad del comercio exterior, dejando más de 300 buques en espera para carga y descarga, lo que representa el doble de lo observado en la misma fecha del año pasado.

El sector automotor fue uno de los más afectados por el confinamiento. Varios productores enfrentaron dificultades de abastecimiento en abril y se espera que deban cerrar durante mayo. También se prevén dificultades en el abastecimiento global de productos electrónicos, como los semiconductores, que tienen en Shanghái uno de sus principales centros operativos.

Fuente: Instituto de Estrategia Internacional  de la CERA

Suscríbete a nuestro canal de YouTube DAGRI TV 💻

DAGRI COMERCIO INTERNACIONAL © Todos los derechos reservados 2014-2019.